Otro

Pregúntele a un barman: 18 preguntas con Candice Coy en Mother's Ruin

Pregúntele a un barman: 18 preguntas con Candice Coy en Mother's Ruin


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

"Negocio sexy, sexy".

Esta frase es una de las favoritas de Candice Coy, jefa de barman de La ruina de la madre En nueva york. Así es como describe de manera seductora el disfrute simplista de ese primer sabor de tequila añejo o su placer de usar ciertas herramientas de barra (incluso hace que un jigger suene excitante).

Pero, en realidad, esta frase resume a la hermosa nativa del Bronx de 31 años, que ha trabajado con algunos de los principales bartenders en la ciudad de Nueva York y Los Ángeles. Coy hace que una profesión ya atractiva parezca aún más seductora con su sonrisa genuina y su personalidad magnética. Agregue a eso cómo desafía su pequeña estatura y escala la pared de la barra para llevar las botellas fuera de su alcance, y es aún más atractivo.

Claro, podría pedirle ayuda a uno de los camareros masculinos, pero la independencia, y hacer las cosas sin la ayuda de un hombre, es un negocio sexy y sexy.

The Daily Meal: Entonces, Candice, ¿qué es lo que te calienta sobre el servicio de bar?

Candice Coy: Mi aspecto favorito del barman es la gente. Me encanta hablar con la gente. Siempre fui el niño que quería ser el centro del escenario y ser el anfitrión de todas las fiestas de té falsas. Me encanta entretener e involucrar a la gente y, para mí, ese es exactamente mi trabajo. Tener una sala de fiestas y asegurarme de que todos se lo pasen bien es una gran parte de la razón por la que disfruto tanto de mi trabajo.

TDM: ¿Cuánto tiempo llevas siendo bartender? ¿Cuándo supiste que querías hacer de esta tu carrera?

CC: Doce años, lo cual se siente muy raro de decir porque no parece tanto tiempo. Empecé a trabajar como camarero para pagar la universidad, me gradué y luego me di cuenta de que no estaba tan feliz con ninguno de mis trabajos "reales" como lo había estado detrás del palo. Finalmente estaba completamente convencido de que esto era lo que quería hacer cuando dejé de trabajar exclusivamente como bartender de clubes de alto volumen y descubrí la cultura del cóctel. Cuando trabajé en BED NY con personas como Tim Cooper, Willy Shine, Aisha Sharpe y Leo DeGroff, aprendí más sobre bebidas espirituosas y bebidas de lo que jamás había conocido. Era el ritmo rápido que siempre me había gustado [emparejado con] una dimensión nueva, más intelectual y de conocimiento que era y sigue siendo constantemente interesante. Amo mi trabajo todos los días; incluso en los peores momentos, estoy feliz de estar exactamente donde estoy.

TDM: ¿Dónde / cuándo fue tu primer concierto? ¿Cuántos trabajos de barman has tenido?

CC: Mi primer trabajo como barman fue en el lote 61 en 2001. Era un club en la calle 21 junto a la autopista West Side. Yo era la única mujer detrás de la barra, unos buenos dieciocho centímetros más baja que cualquier otra persona con la que trabajara, y estábamos demasiado ocupados para que alguien tuviera tiempo de entregarme algo de alcohol que no pudiera alcanzar. Entonces, toda la noche me subía a la barra trasera. Diez años después, [mientras] trabajaba en The Edison en el centro de Los Ángeles, mientras escalaba por una botella de whisky escocés, uno de los chicos me preguntó por qué no pedía ayuda. Me di cuenta de que nunca se me había ocurrido. Estoy agradecido de que mi primer concierto me inculcó eso: sé rápido, sé divertido y esté dispuesto a escalar a las alturas más altas para hacer tu mierda. En cuanto a cuántos bares, honestamente no estoy seguro. No he trabajado en tantos lugares como podría pensarse. Tiendo a quedarme con los buenos lugares durante algunos años, y he tenido la suerte de trabajar en algunos lugares increíbles con mis personas favoritas: Mother's Ruin desde el primer día (ahora estamos a punto de celebrar nuestro segundo aniversario); Surf Lodge durante cinco años; GoldBar para tres; CAMA para dos ... tal vez 10 bares [en total]? Quizás.

TDM: ¿Cuáles son algunos de los pros y los contras de ser una mujer camarera en el "club de chicos"?

CC: Ventaja: Poder burlarse de ellos por no ser tan rápidos como una niña. Con: Cuando lloran por eso como una niña. [Risas] ¡Es broma!

TDM: ¿Qué es lo que más disfruta de ser camarero en Mother's Ruin?

CC: Eso es una pelea entre nuestro equipo de tramposos de malvados de corazón dorado y nuestra multitud. Tenemos la suerte de ser de alguna manera un bar de barman (por lo que siempre hay alguien con quien charlar, divertirse o simplemente prestar oído para desahogarse), un bar de barrio (la lealtad y el amor de nuestros clientes habituales es increíble y muy apreciado ), y también un gran bar para aquellos que quieren más que un chapuzón y menos que un asunto formal. Su felicidad al probar cócteles que son nuevos para ellos en un ambiente divertido y abierto me hace feliz.

TDM: ¿De qué manera crees que Mother’s Ruin se destaca de otros bares de la ciudad de Nueva York?

CC: No somos un bar de cócteles; somos un bar de "gente" que hace excelentes cócteles. Era necesario que ocurriera una cultura de cócteles seria para alejar el péndulo de simplemente lanzar bebidas y bebidas de las que sabíamos poco o nada, pero creo que fue demasiado lejos en la pretensión en algún momento, lo que lo convirtió en algo exclusivo y excluyente para muchas personas. Eso nunca debería ser el barman. Mother's Ruin es parte de lo que considero un movimiento híbrido en los bares: una combinación del mundo vertiginoso, ruidoso y bullicioso de los clubes y la precisión más tranquila y elaborada de los bares de cócteles. La conveniencia sin sacrificar la calidad es una habilidad importante: hazlo. La personalidad es igualmente importante: tenga uno. Mis ejemplos favoritos de esto son Employee's Only y GoldBar. Nunca saldrás de esos lugares sin haber tomado un buen trago y pasar un buen rato. Mother's se esfuerza por, y creo (¿esperanza?), Logra lo mismo.

TDM: ¿Cuál es su opinión sobre los cócteles?

CC: Todos aportamos cócteles al menú. Probablemente soy (definitivamente) el más holgazán en agregar cosas nuevas. En mi defensa, siempre soy el más cercano, así que entro en una habitación que ya está ocupada, y al final de un viernes por la noche, me alegro de recordar mi propio nombre. Las últimas bebidas que puse fueron Coy Joy (ginebra, Dolin Blanc, Lillet, piel de pomelo) y Unicorn Bubbles (cerezas al brandy, limón, St. Germain, vino blanco, rematadas con burbujas sopladas por un unicornio). Soy un cóctel un poco narcisista. Supongo que debería añadir que mi apodo en Mother's es El Unicornio. Larga historia.

TDM: ¿Cuáles son tus cócteles favoritos en Mother's Ruin? ¿Cuáles son los favoritos de los invitados?

CC: Como cambian aproximadamente dos veces por semana, eso es difícil. El fin de semana pasado, el favorito fue el Behind the Can (Waqar Pisco, lima, coco, amargo de Angostura). El G1 también ha sido popular (Dolin Blanc, Aperol, tequila). Personalmente, me gusta el Hot Jamz (tequila, mezcal, mermelada de habanero).

TDM: Escuché que hay una especie de máquina de bebidas fangosas ... ¡Cuéntame más! ¿Es como una máquina Slurpee con púas?

CC: Amo la máquina fangosa con todo mi corazón. Me encanta poner cócteles clásicos como el 212 (tequila, Aperol, pomelo) o un Bee's Knee's (ginebra, miel, limón), bebidas que pueden tener tal aura de formalidad, en algo tan simple y divertido como una máquina de granizado. Es una forma desenfadada de quitarles el manto de reverencia a los clásicos. Amo a Lillet. La mayoría de los camareros saben qué es Lillet; la mayoría de los clientes no lo hacen. Ponlo en un fango y, de repente, los bebedores novatos quieren saber qué más pueden probar con este negocio de Lillet. Me hace infinitamente feliz y a la gente le encanta, lo cual es genial.

TDM: ¿Qué cóctel se está sirviendo actualmente? ¿Con qué frecuencia cambia el cóctel?

CC: En este momento, en realidad es el mencionado Bee's Knee. Una palabra: delicioso. Cambia tan a menudo como el resto del menú, por lo menos dos veces por semana, a veces hasta tres o cuatro.

TDM: ¿Se puede congelar el cerebro?

CC: ¡Decir ah! Si me hubieras preguntado eso hace unos días, habría dicho que no, pero anoche tuve uno y ahora debo admitir sinceramente que me he congelado el cerebro. Resulta que no deberías intentar beber una bebida helada tan rápido como sea humanamente posible. Todos los días estoy aprendiendo ...

TDM: ¿Cuáles son tus cócteles favoritos absolutos para hacer? ¿Y por qué?

CC: ¿La gente tiene favoritos? No hay ningún cóctel que me guste o no me guste más. No tengo ningún juicio sobre si alguien quiere un Kamikaze (vodka, triple sec, zumo de lima) o un Vieux Carré (whisky de centeno, coñac, vermut dulce, amargo de Peychaud, amargo de Angostura, Bénédictine). Sin embargo, me gusta revolver las bebidas. Creo que eso se debe a mi "pasión" por ciertas herramientas de barra. Cucharas, vasos para mezclar, jiggers japoneses… Negocio sexy, sexy.

TDM: ¿Qué espíritu es más sexy para ti? ¿Por qué?

CC: Tequila Añejo. Fue una de las primeras cosas que bebí y disfruté, en lugar de simplemente emborracharme para apurarme y emborracharme. Beber un tequila añejo también es un negocio sexy para mí.

TDM: Para ti, ¿qué espíritu es el más versátil?

CC: Aunque se puede argumentar que la ginebra es la más versátil, ya que se adapta bien a todo tipo de cócteles, voy a decir whisky o tequila por una razón: para mí, esos son los licores que funcionan en los cócteles agitados o revueltos. disfrutar puro o en las rocas y también dispararía. Cumplen todos los deseos. ¿Qué es más versátil que eso?

TDM: ¿Cuáles son tus hierbas, amargos, etc. favoritos para usar en tus cócteles?

CC: Desde que leí que el cilantro y el perejil son desintoxicantes del hígado, he estado un poco obsesionado con ponerlos en cócteles. ¡Son prácticamente bebidas saludables! Un poco, más o menos, tal vez ... ish. [Risas] Más saludables o no, esos sabores herbáceos ofrecen algo realmente interesante a una bebida. En cuanto a los amargos, acabamos de tener un cóctel llamado Apple Bottom Dreams en el menú y tener esos amargos de manzana a mi lado me ha dejado jugando bastante con ellos. Mi bebida preferida es una simple ginebra con soda con amargo de Angostura. Ango fue mi primero y siempre será mi favorito.

TDM: Bien, estás en ese bar nuevo y moderno que querías visitar. ¿Prefieres el cóctel clásico o la especialidad del lugar?

CC: Como la mayoría de los cantineros, soy culpable de beber muy simplemente cuando salgo. Rittenhouse en las rocas. Ginebra y refresco. Pero, si voy a tomar un cóctel, prefiero la especialidad del lugar. Sin embargo, me encanta un Final Ward (whisky de centeno, Chartreuse verde, licor de marrasquino, jugo de limón). Lo he tenido muchas veces. Es bueno probar algo nuevo.

TDM: Son las 4 a. M. Y el bar está cerrado. ¿Cuál es tu veneno para tu propio cóctel después del turno?

CC: Depende totalmente de qué tipo de noche haya sido. ¿Por qué? ¿Qué has escuchado? [Risas]

TDM: ¿Quién ha sido un bartender inspirador para tu carrera? ¿Por qué?

CC: Hay grandes nombres que me han inspirado desde lejos, pero iré con los más cercanos a mi corazón ... Remi Shobitan y Tim Cooper ... Leo DeGroff, Joaquin Simo, Giuseppe Gonzalez, Jay Zimmerman, Dev Johnson y Steve Schneider ... [ y] TJ Lynch. Recientemente, un cliente le pidió a [Lynch] que se le ocurriera algo, le dio un esquema y, unos minutos después, [ella] tenía un hermoso cóctel en la mano. Ella tomó un sorbo, le dijo que era increíble y le preguntó cómo lo hacía. Él se encogió de hombros y respondió: "Tengo 40", lo que nos hizo reír a ella ya mí. Eso lo dijo todo. "He estado cerca. Sé mi mierda. Escucho. Me importa. Es lo que hago. No es gran cosa. Disfruta." En algún momento después, hicieron un tiro juntos. Nunca había probado Ramazzotti, uno de sus favoritos. Ella lo amaba. Se lo pasó genial, probó cosas nuevas, hizo una amiga. Eso es todo lo que quiero en un barman, y ese es el barman que quiero ser.


18 cócteles que todo bartender debe conocer

Todos sabemos que los camareros son expertos en muchos cócteles y bebidas mezcladas. Pero, ¿cuáles son los cócteles más importantes que todo bartender establecido debe conocer?

¿Qué cócteles son los más populares en 2020? ¿Qué cócteles clásicos son atemporales?

Algunos de estos cócteles famosos han sido populares durante generaciones y continúan siendo los favoritos en todo el mundo, ganando popularidad en las películas y la cultura pop.

Para que le resulte más fácil aprender los mejores cócteles que todo bartender debe conocer (ya sea que sea de San Diego o Phoenix o incluso de Wisconsin), National Bartenders ha compilado la siguiente lista solo para que la guarde como favorita y la comparta con sus amigos.


Jeffrey Morgenthaler Asesoramiento en coctelería y coctelería desde 2004

Si en algún momento de su pasado no trabaja con el bar para vivir, o si no lo ha hecho en algún momento de su pasado, probablemente no comprenda el pensamiento rápido que tenemos que hacer cada segundo. Entonces, para demostrar qué tipo de matemáticas complicadas hacemos con regularidad a aquellos que no atienden el bar, y para actuar como una especie de serie divertida de acertijos para aquellos que sí lo hacen, les presento problemas de la historia de los bartenders. Disfrutar. Salud.

Y publique sus respuestas en la sección de comentarios.

    1. Paula tiene 42 años. Pesa 127 libras y mide entre 5 y 8 pulgadas. Si consume un Grey Goose y un refresco cada 40 minutos durante 3 horas, ¿cuántos segundos tardará en gritar "¡Opa!" cuando el camarero deja caer accidentalmente un vaso de pinta al suelo?
    2. La cuenta de la barra de Greg es de $ 157.30. Si quiere dejarles a los camareros una propina del 18%, más 1,50 dólares extra por cada bebida que reciba en la casa, ¿cuánto tiempo después de que salga del edificio tardará el barman en darse cuenta de que se llevó la copia firmada?
    3. Susan toma un vaso de vino de 6 onzas y cuatro vasos de agua de 10 onzas durante las 2 horas que pasa en el bar. Suponiendo que hace un viaje al baño por cada 15 onzas de líquido consumido, ¿cuántos viajes tomará antes de que su espeluznante cita en Tinder haga un comentario de violación sobre deslizar un techado en su bebida mientras ella estaba fuera?
    4. Chad no cree en lavarse las manos cuando usa el baño. Si consume 8 pintas de Coors Light en el transcurso de 3 horas y come 2 aceitunas de la bandeja de guarnición del camarero por cada viaje que hace al baño, ¿cuántas personas puede enfermarse en una noche? (Suponga un restaurante de 120 asientos para este problema y muestre su trabajo).
    5. Kyle, Aidan y Madison han sido cortados por el camarero y planean compartir una casa Uber. Si Muhammed está a 4.7 millas de distancia, viajando a un promedio de 28 millas por hora con muy poco tráfico, ¿cuánto tiempo tiene el grupo para hacer comentarios inapropiados sobre su origen étnico antes de que él llegue a recogerlos al bar?
    6. Tristan ha estado atendiendo bares durante exactamente tres meses. Puede atender al siguiente número de invitados durante el transcurso de la próxima semana:
      Lunes: 37 personas
      Martes: 45 personas
      Miércoles: 62 personas
      Sábado: 119 personas.
      Suponiendo que estos totales sean los mismos que los promedios medios de las próximas tres semanas, ¿cuántas personas fingirán preocuparse por los amargos de corteza de abedul caseros en los que está trabajando?
    7. Kayla camina hacia un bar del vecindario ubicado a 0.73 millas de su casa, a un ritmo de 2.39 millas por hora. La última llamada es en 2 horas. Si lee un artículo del Dr. Oz sobre las alergias al trigo justo antes de salir de casa, ¿cuántas veces se le informará al camarero que Tito's es el único vodka sin gluten antes de cerrar?
    8. Leaf, McKenzie y Willow dividen una comida de cuatro platos con cócteles y vino, y su factura es de $ 187,50. Suponiendo que calculan una propina de 1 g de marihuana por cada $ 20 gastados, ¿cuánto dinero necesitará cobrar su mesero de sus otras mesas para pagar el alquiler?
    9. Una despedida de soltero de 12 personas eligió un bar Tiki para pasar la noche bebiendo. Si el bar tiene 127 tipos diferentes de ron y cada miembro de la fiesta puede consumir un vaso de ron cada 22,6 minutos, ¿cuántas veces será mejor? Pregúntale al personal sobre la disponibilidad de Pappy Van Winkle.
    10. Cody es un atleta profesional. Pesa 223,81 libras, mide 6 pies -1,22 pulgadas y tiene un IMC de 29,21. Su salario anual es de $ 242,000, lo que hace que su relación peso / dólar sea de $ 1081.2743 dólares / libra. Resolviendo para X, ¿cuántas libras por pulgada cuadrada de presión podrá aplicar al camarero cuando le pida una foto de cumpleaños gratis para la chica que acaba de conocer?

    PREGUNTA EXTRA

    Hayley tiene un boleto para 1 Ramos Fizz, 3 Mojitos, 1 Pisco Sour y un buen tónico de vodka. Suponiendo que pueda hacer un promedio de una bebida cada 45 segundos, ¿cuántos minutos pasará corriendo por el restaurante buscando todos los componentes del té de hierbas que alguien acaba de pedir?


    Celebraciones del Día de la Madre y el # 8217

    Conozca al equipo detrás de JCHAI, el programa que ayuda a los adultos con discapacidades del desarrollo a ganar independencia. El Dr. John Russell nos advierte sobre el reciente brote de sarampión. Todo el contenido de una aplicación de podcast más la tecnología de un FitBit: descubra cómo Walk My Mind puede ayudar a su mente, cuerpo y espíritu. El Museo del Río Brandywine y los recorridos en cochecito # 8217s están tranquilizando a los padres. Además, aprenda a preparar divertidos cócteles y cócteles sin alcohol para el brunch del día de su madre con la camarera Jasmin Osorio.

    Recetas de Bebidas para el Día de la Madre y # 8217s:

    Mojito de frambuesa y menta
    1/2 oz de puré de frambuesa
    1/2 oz de lima
    4-5 hojas de menta
    Almíbar simple (1 parte de agua tibia por 1 parte de azúcar)
    Club soda
    Direcciones
    Agregue menta y almíbar simple en un vaso alto. Revuelva brevemente para liberar los aceites de la menta. Agregue frambuesa, lima y hielo. Complete con agua mineral con gas. Use una pajita o una cuchara alta para beber para incorporar. Adorne con más menta.

    Té dulce de jengibre Toddy
    2 oz de té negro (recién hecho, enfriado)
    1 oz de limón
    1/2 oz de miel
    Cerveza de jengibre
    Rueda de limón
    Canela en rama
    2-3 dientes
    Direcciones
    Agregue limón, miel, té y hielo a un vaso alto. Cubra con cerveza de jengibre. Agrega la rama de canela. Pasar los clavos por la rodaja de limón y poner a beber. Agrega la pajita. Use una pajita o una cuchara alta para beber para incorporar.

    Aperol Spritz de agua de rosas

    3-4 oz de vino espumoso
    ½ oz de Aperol
    2-3 pizcas de agua de rosas
    piel de naranja
    Menta (para decorar)
    Refresco de club (opcional)
    Direcciones
    Agrega un chorrito de agua de rosas en una copa de vino. Llene hasta la mitad con hielo. Agregue vino espumoso y Aperol. Exprima la cáscara de naranja alrededor del borde del vaso. Enrolla la piel de naranja. Brocheta junto con la menta utilizando un palillo o una brocheta de cóctel. Complete con un club si lo desea.

    Peachy Gin and Tonic

    1.5 oz de ginebra
    Tónico de 3 oz
    Rodajas de durazno
    Rueda de cal
    Granos de pimienta
    Ramita de romero
    Direcciones
    Agrega Gin en una copa de vino sin tallo. Llene 1/4 y # 8211 1/2 vía con hielo. Agregue la tónica, las rodajas de durazno, la rodaja de limón, el romero y el grano de pimienta.


    Libertad religiosa y romance de la ortodoxia

    & # 8220 Este es el apasionante romance de la ortodoxia. La gente ha caído en la estúpida costumbre de hablar de la ortodoxia como algo pesado, monótono y seguro. Nunca hubo nada tan peligroso o emocionante como la ortodoxia. & # 8221 & # 8211 G.K. Chesterton

    Poste largo, apresuradamente martillado. Estoy martillando, específicamente, una publicación de Rod Dreher, ya que (lo admito) me he vuelto bastante adicto a verlo masticar el escenario teológico con respecto a las cosas de Indiana. Pero, al criticar, espero que no me esté acumulando con más gente de la pizzería, espero. Creo que está confundido, pero lo que dice plantea cuestiones interesantes. Intentaré ser solo levemente sarcástico en los bordes, con la esperanza de una buena conversación en general.

    En el lado conservador, dijo Kingsfield [Dreher & # 8217s seudónimo de derecho prof. corresponsal], los políticos republicanos son pésimos a la hora de defender públicamente por qué la libertad religiosa es fundamental para la vida estadounidense.

    "El hecho de que Mike Pence no pueda articularlo, y a Asa Hutchinson no le importe y no pueda articularlo, es impactante", dijo Kingsfield. “Huckabee lo consigue y Santorum lo consigue, pero son cifras marginales. ¿Por qué los republicanos no pueden articular esto? No tenemos a nadie que lo entienda y que pueda unirnos. A menos que eso suceda, la comunidad empresarial cobarde arrastrará al Partido Republicano a dondequiera que la cultura lleve, y los abogados, académicos y medios de comunicación lo vitorearán porque no pueden imaginar que podrían estar equivocados en nada de eso ".

    Kingsfield dijo que el núcleo de la controversia, tanto legal como culturalmente, es la opinión mayoritaria de la Corte Suprema en Planned Parenthood vs. Casey (1992), específicamente la línea (in) famosa, escrita por el juez Kennedy, que en el núcleo de la libertad está “El derecho a definir el propio concepto de existencia, de sentido, del universo y del misterio de la vida humana”. Como muchos han señalado, y como bien entendió Macintyre, este principio del "dulce misterio de la vida" (como lo describió con desdén el juez Scalia) saca los puntales de apoyo del imperio de la ley y hace que sea imposible resolver visiones morales rivales excepto por imposición del poder.

    "La autodefinición autónoma está en la raíz de todo esto", dijo el profesor Kingsfield. Ahora estamos en el punto, dijo, en el que es legítimo preguntarse si la autonomía sexual es más importante que la Primera Enmienda.

    Para los liberales como yo, esta es una visión al revés. Pienso en la libertad religiosa como un aspecto de la libertad individual. No estoy seguro de respaldar la fraseología exacta de Kennedy, pero está lo suficientemente cerca para el trabajo del gobierno. Dreher y Kingsfield adoptan casi el punto de vista opuesto. Para ellos, la libertad religiosa funciona como un freno o un freno a la libertad individual. Su preocupación es mantener un espacio seguro para la ortodoxia. Esto es bastante explícito más adelante en la publicación.

    El profesor sacó el libro El supuesto de la crianza, un libro que explica cómo se transmite la cultura a los niños.

    "Básicamente, dice que la cultura viene a través de su grupo de pares", dijo. “Lo más importante es asegurarse de que sus hijos formen parte de un grupo de compañeros donde sus compañeros creen las mismas cosas. Formar un grupo de compañeros es difícil cuando es difícil establecer contactos y encontrar otros padres que crean en lo que haces ".

    Si bien cada familia debe ser una "pequeña iglesia", algunos católicos lo llaman un "monasterio doméstico", lo que encaja bien con la idea de la Opción Benedicto, Kingsfield dice que la importancia de la comunidad en la formación de la conciencia moral debe llevar a los cristianos a pensar en sus parroquias. y las congregaciones como unidad básica de la vida cristiana.

    Al escuchar a Kingsfield decir esto, pensé en cómo ahora hay un cisma de facto dentro de las iglesias. Ya no será suficiente ser parte de una congregación donde la gente está en desacuerdo con las creencias cristianas fundamentales, especialmente cuando hay tanta presión del mundo exterior. Pensé en la ley de Neuhaus: donde la ortodoxia es opcional, tarde o temprano será proscrita. Es vital encontrar una iglesia fuerte donde las personas sepan lo que creen y por qué, y estén dispuestas a ayudar a otros en la iglesia a enseñar esas verdades y vivirlas con alegría.

    Dado que la ortodoxia tiene valor, debes poder hacer que no sea opcional. Este poder necesario para restringir la libertad es & # 8216liberty & # 8217.

    Esto no es tan orwelliano como lo hago parecer. El punto de vista incluso tiene sentido liberal, hasta cierto punto, por más o menos la misma razón por la que Cincuenta sombras de Gray tiene sentido liberal (no lo he leído, pero lo escuché y tiene esclavitud). No es & # 8217t una locura llamar al derecho a participar en la esclavitud consensuada & # 8216 libertad & # 8217. Si eso es libertad, ¿por qué no los lazos comparativamente más abstractos de la ortodoxia, con todo el vigor y rigor concomitantes? Como escribe Chesterton: la ortodoxia es & # 8220 el equilibrio de un hombre detrás de caballos que se apresuran locamente, que parece inclinarse de esta manera e inclinarse hacia aquello, pero en cada actitud tiene la gracia de la estatuaria y la precisión de la aritmética. & # 8221

    ¡Siempre que los adultos participantes sean libres de optar por salir de estas comunidades pervertidas en cualquier momento!

    El panorama general es de pequeñas esferas de comunidad no liberal insertadas en el marco general de una sociedad libre, liberal-democrática. Como dice Dreher, solo tiene que cambiar su sentido de la & # 8216 unidad básica & # 8217 de la libertad del individuo al grupo. Los grupos son libres de definirse a sí mismos. Pero entonces los individuos, dentro de los grupos, necesariamente lo serán menos.

    Esta imagen es problemática cuando hay niños involucrados.

    Las mazmorras de esclavitud están bien si todos son adultos con una palabra de seguridad. Cualquier comunidad solo para adultos que consientan, con salidas claramente marcadas, está bien según las luces liberales, prácticamente sin importar cuán iliberales sean sus jerarquías y arreglos internos. Todo se trata de consentimiento.

    ¿Qué pasa con las comunidades religiosas ortodoxas? ¿Se puede obligar a los menores que no consienten a crecer en las burbujas no liberales de la comunidad ortodoxa hasta que alcancen la edad adulta? Obviamente, sí. Si sus padres lo dicen. Esta es una ley establecida. Sin embargo, esto es problemático. Creo que Dreher tendría que estar de acuerdo con lo que yo llamo el Principio de Abraham. Si alguien es una amenaza creíble para la salud y seguridad de su hijo, ¡incluso si cree que Dios lo ordena! & # 8211 Los Servicios de Protección Infantil deberían intervenir. No hay & # 8217 otra forma de hacer funcionar el ferrocarril. A Dreher le preocupa que el estado abuse seriamente de su privilegio de definir & # 8216 abuso grave & # 8217, pero no negaría que este privilegio también es una obligación. Decir qué tipo de prácticas son tan dañinas que violan los derechos de los niños es, como era de esperar, un tema difícil e inevitable.

    La cuestión de cómo está permitido criar y educar a los niños homosexuales (y transgénero) va a ser una de esas cuestiones. Esta proposición es, creo, lo que Dreher está más interesado en resistir. Creo que él piensa que ninguna enseñanza / práctica cristiana ortodoxa con respecto a la homosexualidad (y el estado transgénero) podría suponerse legítimamente que llegue al nivel de una amenaza para la salud y el bienestar de un niño. Le preocupa que el estado pronto decida lo contrario. Creo que tal vez tenga razón sobre lo último y esté equivocado sobre lo primero.

    Pero permítanme completar nuestro circuito alrededor de nuestra posible burbuja ortodoxa no liberal.

    Además del tema de los menores, habrá problemas en los márgenes, donde la comunidad ortodoxa se superpone a la esfera pública. Como era de esperar, surgirán casos en los que los adultos que no hayan consentido en formar parte de esta ortodoxia se vean agobiados por las prácticas de los ortodoxos. El denominador común del caso del niño es, obviamente, la falta de consentimiento.

    Los panaderos y floristas que rechazan el servicio son ejemplos pintorescos. Están cargando a los clientes con sus ortodoxias cuando podrían estar actuando como & # 8216 transportistas comunes & # 8217 de cualquier bien / servicio que brinden. Las cuestiones fiscales son menos emocionantes, pero están más extendidas y tienen más consecuencias. Cualquier organización que disfruta del estatus de exención de impuestos está, en cierto sentido, siendo subsidiada por ciudadanos que tal vez no aprueben lo que hace o defiende esa organización. El problema aquí es estructuralmente similar a las controversias NEA & # 8216piss christ & # 8217 y Robert Maplethorpe de antaño. ¿Deberían los ciudadanos comunes, escandalizados por estas cosas, verse obligados a pagar mediante impuestos (o incluso simplemente exenciones de impuestos para las organizaciones que lo patrocinan)? Existe cierta lógica en la noción de que el arte patrocinado por el estado debe ser un arte suave y agradable. Pero si esa lógica es una buena lógica, habría cierta lógica para extenderla a toda la educación y religión (que implica el estado respaldado por impuestos o simplemente exento de impuestos). Casi todo el mundo está a favor de un poco de heterodoxia en algún punto de la línea. . ¡Sal de la vida! Por lo tanto, nos gustaría que el anodino mandato de agradar a todos caducara en algún momento. ¿Pero en qué momento?

    Antes de que intentemos resolver esto, observemos lo que está sucediendo en un nivel aún mayor de abstracción. Básicamente, Dreher respalda la lógica del multiculturalismo. Derechos culturales. Derechos de grupo. Convenientemente para mí, él ve esto muy bien y reconoce que, en principio, es problemático. Así que no tengo que discutirlo. Solo puedo señalar que lo que dije anteriormente sobre cómo Dreher y Kingsfield piensan que la libertad religiosa es un freno a la libertad individual es solo la mitad de la historia. La verdad es que lo quieren en ambos sentidos.

    Pero sigamos con el multiculturalismo / ortodoxia y sus descontentos individualistas, en abstracto. Asegúrese de ver el problema antes de intentar localizarlo en Dreher. Si insistes en que tanto los derechos colectivos como los individuales tengan un peso más o menos absoluto, generas contradicciones. Porque si los grupos tienen derecho a preservarse, esto infringirá los derechos de las personas que se encuentran contrariadas sin su consentimiento por la ortodoxia. Y si los individuos tienen derecho a la autodeterminación autónoma, el tejido de la ortodoxia comenzará a deshilacharse.

    Obviamente, no hay solución para este problema. Pero no es como si estuviéramos esperando seriamente que la vida nos presentara una filosofía política perfecta del liberalismo, sin antinomias molestas o inconmensurabilidades de valor. Si este es el tipo de visión que desea adoptar & # 8211 liberalismo con carácter comunitario & # 8211, hay mejores y peores formas de seguir adelante, día a día. Dreher elige un mal camino.

    Aquí está. Obliga al liberalismo a producir contradicciones entre los derechos de grupo y los derechos individuales, exigiendo una fuerte protección para ambos. Luego, cuando las contradicciones aparezcan justo a tiempo, ¡tut-tut sobre cómo va este desastre para mostrar cómo los liberales se han vuelto antiliberales! (¡Los tontos! ¡Les advertimos!) Y luego, en la confusión resultante, puedes comer tu pastel, en el espíritu de autonomía, y te niegas a servirlo a otra persona, en el espíritu de la ortodoxia.

    Analizando ese último paso un poco más a fondo: si se encuentra atrapado dentro de una comunidad ortodoxa de la que desea disentir, trate esto como un ultraje a su inviolable esfera personal de autonomía. (¡El liberalismo ha sido traicionado!) Pero si alguien más dice que su ortodoxia viola su autonomía personal, aproveche esta ocasión para burlarse de la fraseología de la justicia Kennedy e insista en que & # 8216liberty & # 8217 significa ortodoxia. ¡El verdadero liberalismo permite la ortodoxia! (¿Qué le ha pasado al liberalismo que la gente no sepa esto?)

    Lo que permite que este enfoque de cara-yo-gano-cruz-tú-pierdes parezca plausible es una pátina de ser-contra-liberalismo-yo-el-verdadero-liberal. Pareces tener una visión aguda en dos sentidos: ves el colapso del liberalismo, también una forma más verdadera del mismo, justo en el horizonte. (¡Ojalá pudiéramos llegar allí!) La verdad es que obtuviste exactamente lo que pediste, pero no te gusta a menos que las contradicciones se interrumpan en tu camino, no a favor del otro tipo. Pero incluso la vida no podría ser tan misteriosa como todo eso, sin duda.

    (Si le sirve de consuelo, Chesterton emplea el mismo juego de manos, utilizando & # 8216orthodoxia & # 8217 como nombre propio para una ortodoxia, pero también para denotar el gozo genérico y contrario de adoptar creencias que los que le rodean encuentran impactantes. Él usa & # 8216orthodoxia & # 8217 para referirse a la ortodoxia y la libertad. Así como Dreher usa & # 8216liberty & # 8217 para referirse a la libertad y la ortodoxia. Cosas convenientes, una vez que aprendes a nunca cortarte la garganta con eso.)

    Para ilustrar: las partes de la publicación de Dreher que no se dedican a lamentar la trágica imposibilidad de la ortodoxia hoy en día se dedican en gran parte a lamentar su ineludibilidad. Kingsfield y Dreher lamentan la ortodoxia liberal en la cultura y la academia de élite. ¡Cristianos marginados! ¡Forzado en el armario!

    Obviamente este tipo de tu quoque es irresistiblemente divertido (si esa es tu idea de diversión). Pero si los liberales se odian a sí mismos, ya que oficialmente odian la ortodoxia, entonces los amigos de la libertad religiosa deberían amar el liberalismo, ya que en realidad es ortodoxia. ¿Correcto? ¿Puedes cambiar las tornas sin girar ambos lados de la mesa? ¡Eso sería un truco!

    ¿Tal vez verse obligado a pasar el rato con un grupo de personas que piensan lo mismo tiene su lado bueno? (Este es todo el asunto de Dreher. Así que al menos debería considerar que él mismo podría tener razón).

    Dreher tiene una respuesta fácil, por supuesto. El hecho de que le gusten algunas formas de ortodoxia no significa que le tengan que gustar todas. & # 8216I & # 8217m no en Cincuenta tonos o academia liberal, por lo tanto no Cincuenta sombras de la academia liberal. ¡No es mi bolso! & # 8217 Pero esto no ganó & # 8217 en absoluto. If religious liberty is just the right to enforce orthodoxy at the community level if that isn’t automatically deserving of respect then religious liberty isn’t automáticamente deserving of respect. We don’t just assume it has value.

    Either that or we confront one of those much-despised ‘mysteries of life’. I’m willing to extend to Dreher the liberal courtesy of a bit of mystery. But we seem to be back at bad old autonomous selves, just at the level of community, not self, and Dreher doesn’t want to rest his case on relativist clap-trap, I’m sure. ¿Qué hacer?

    At this point Dreher has another obvious response: orthodoxy is not ok when it amounts to elite hegemony. If there is no free exit because there is nowhere to go (but down) then liberalism has broken down. I’m actually not all that interested in raining on Dreher’s liberal academe pity party. It seems to give him pleasure. I’ll just note that if he’s right, the point applies to another area from which there is no free exit (for 18 years): childhood.

    ¿Sabes que? Post plenty long already. Better make this Part 1 of 2. (And who knows whether next week will contain enough time for me to write Part 2?)

    But here’s the short version of where this is going. It’s all very well to mess with your poor gay kid’s head in awful, traditional ways, so long as you wrongly believe being gay is always and in every way horrible, miserable, shameful and bad. But once you yourself don’t believe that – because, honestly, everyone knows better today – would it be ethical to raise a (perhaps) gay child while intentionally concealing from them the possibility of living like (oh, say) one of the nice, happy gay people I’m reasonably sure Rod Dreher must know?

    I am not, by any means, missing the fact that Dreher thinks he has religious objections that go beyond whether these people are ‘nice’. The question is: do these objections justify imposing orthodoxy?

    Of course the government needn’t step in. But that doesn’t mean you have good ideas about parenting, just because the government needn’t step in.


    Ask Adam: How Do I Ask a Bartender How Much Something Costs Without Sounding Cheap?

    I was recently at a wedding reception and there wasn’t enough food (boo). What’s the move here? I wanted to drink, but I was scared to drink too much, so I ended up having just a single beer and not enjoying myself very much…

    While many weddings can be quite raucous affairs, if for some reason the bride and groom have chosen not to go all-out on the food, then you should not go all-out on the drinks. Drinking on an empty stomach is a sure way to become inebriated much too quickly, and then you’re much more likely to embarrass yourself doing the chicken dance or electric slide. Have a few drinks, celebrate the happy couple, and then make a beeline to the nearest late-night food spot.

    36 Gifts and Gadgets For Anyone Who Loves Drinks

    I was recently in a hotel bar and ordered a single glass of whiskey. When the waiter brought the check, it was for $25! What’s the etiquette for asking a bartender how much the drink they’re bringing you costs? I don’t want to sound cheap, but I don’t like nasty $25 surprises either.

    It’s always incredibly frustrating to me when an establishment doesn’t list the price of spirits on their menus. It feels like a shady tactic, and there really is no good way to ask the price that’s simpler or more tactful than just straight-up asking. Just like when a server tells you the specials without telling you their prices, you have a delicate dance to do, tactfully asking the cost so you don’t look cheap while avoiding winding up with a shocking surprise when you’re presented with your bill.

    The best way to handle it would simply be to say: “I’m deciding between a glass of X bourbon and Y bourbon and was wondering what the cost of each was.” Choosing two bourbons that you know to traditionally be in different price categories will also give you an indication of what the rest of the bourbons on the list might be priced at. Then, it’s your call as to whether or not you’ll be ordering a spirit at the bar, or simply sticking to beer.

    I recently went to a BYOB spot for dinner with some friends. We brought three bottles of wine and drank two and a half of them, but didn’t finish the third. The problem was, the restaurant had thrown out the cork. They didn’t want to let us take the bottle with us out of the restaurant. What’s the law here? Are we legally allowed to take a bottle out of a restaurant?

    While I am familiar with the law if you purchased the bottle at the restaurant, most states allow you to take home what you don’t finish as long as the restaurant re-corks it. I am not positive as to whether or not this applies to BYOBs. My assumption would be that it does, as you owned the bottle before coming to the restaurant, and you still own it after, whether or not you finish it, but I would think if the cork was missing, you’d be out of luck regarding taking it home. While you could try to stuff some napkins or tinfoil in the opening of the bottle to seal it, if you were stopped, this probably wouldn’t look totally kosher to the cops.

    But there’s an easy fix here. If you have some wine left over but the cork’s gone missing, share it with the staff instead. They will definitely appreciate it.


    Ask a Bartender: 18 Questions with Candice Coy at Mother's Ruin - Recipes

    Natalie Iseli-Smith, the first head brewer at Founders Brewing Co., photographed at Motor City Brewing Works. She says she’s more concerned with proving herself as a brewer than as a female brewer.

    S he’s the first female head brewer in the history of Founders Brewing Co., the 14th largest brewery in the country and the largest in Michigan. But even with the title firmly in her grasp, 32-year-old Natalie Iseli-Smith still has to convince people she’s the one making the calls at the Detroit taproom when they show up looking for the person in charge.

    “Even when I would say I’m the brewer, I’d be dismissed on sight — until I started saying technical terms to them and providing proof of what I’m talking about,” says Iseli-Smith, who worked with Founders in Grand Rapids before landing in Detroit.

    It’s an all-too-common story among the still relatively few women in the craft beer world — whether it’s the women behind the scenes who brew it or those sitting down to order a clean, crisp Munich dunkel at the bar. A survey by the Brewers Association trade group shows that only 7.5 percent of breweries in the United States employ even one woman in the role of brewer. Iseli-Smith isn’t the first woman to brew beer for Founders in its 24-year history, but she’s the first to hold the title of head brewer with the company.

    “It’s not that I’ve had to prove myself as a woman,” she says. “It’s that I’ve had to prove myself in the industry — period.”

    Her journey started at Brew Detroit, where she was hired as a bartender in 2014. The contract brewery in Detroit’s Corktown neighborhood, which also makes its own small-batch varieties, had plans to double-train bartenders as brewers.

    “I was working on the bottling line,” IseIi-Smith says. “I helped organize their brewhouse laboratory,” which measures things like Co2 volume and alcohol by volume, or ABV — essentially the key stats of any beer.

    She ended up being the only bartender to jump into brewing in those early days, ultimately creating a beer that caught the attention of Mark Rieth, the owner of Atwater Brewery in Detroit, which was acquired by the massive beer conglomerate Molson Coors last year. It was a sessionable English pale that impressed Rieth’s taste buds with its biscuit and caramel malt tones and an earthy hop profile. A modified version of IseIi-Smith’s Echobase ESB (extra special bitter) is now on tap at the Founders taproom in Detroit. “Within a month, I was brewing on [Atwater’s] 20 hecto-liter brewhouse,” which can produce about 16 barrels of beer, or about 520 gallons, per batch.

    Iseli-Smith’s love for “nerdy science” — “I won a lot of science fair awards in middle school,” she’ll proudly tell you — plus a penchant for the arts (she often designs her own labels for her beers) and a degree in cultural anthropology propelled her interest in craft brewing, which marries all three. “I just want to push the boundaries of creativity while still paying respect to traditional styles,” she says. “My goal is to explore new flavor pairings.”

    “What’s it like being a female brewer? It’s the same as being a male brewer,” says Founders head brewer Natalie Iseli-Smith.

    As a belated celebration for International Women’s Day, Iseli-Smith dreamed up a mint mocha oatmeal stout named U.N.I.T.Y., which borrows its moniker from the Queen Latifah song of the same name. It’s on tap now at the Detroit taproom. She describes the beer as having a “heavy body” with hints of toasted malt, chocolate, and a slightly minty finish. A sister beer of U.N.I.T.Y. will be produced at the Founders Grand Rapids location (but expect a bit more cinnamon in that one), with a portion of sales from each unit going toward Pink Boots Society, a national nonprofit working to grow the number of women working in the fermented beverage industry.

    Iseli-Smith’s path from bartender to brewer is common among the relatively few women now working in the craft brewing industry, says Annette May, who is on faculty at the Brewing and Distillation Technology program at Schoolcraft College. She teaches beer styles and sensory evaluation as well as beer service and draft management — stuff like how to get a perfect pour with a 1-inch head. “A lot of women entered the industry the same way I did,” says May, who started out bartending in Chicago in the mid-’90s at one of the few bars in the city at the time that specialized in a wide variety of brews, including early craft beers and unusual, high-end imports.

    She built a reputation by studying the various styles and becoming a go-to source for all things beer, especially brews that had yet to become commonplace. She’s now an advanced cicerone, a trademarked certification for beer that mirrors what a sommelier does in wine. She’s also a founding member of Fermenta, a Michigan-based nonprofit that mirrors the national efforts of the Pink Boots Society here in southeastern Michigan. The volunteer-led group has awarded more than $16,000 worth of scholarships for women to further their careers in brewing.

    The question for May and other women in the industry is: Why are such efforts still necessary?

    “That’s a really big mystery because, as most people know, women were the original brewers. At some stage in history, it changed,” May says. “In modern times, there’s been a whole persona of beer as a men’s drink. Being an actual brewer is a physically taxing job. Women cope just fine with it.”

    Iseli-Smith has coped, she says, by “keeping up” with her male peers.

    “People ask me all the time: ‘What’s it like being a female brewer?’ ” she says. “It’s the same as being a male brewer. It means using your head and your hands to bring out your heart. It’s about bringing people together. We just happen to be representing underrepresented communities.”


    How do you feel about serving drinks in a heavy volume environment?

    Can you handle the pressure of a packed bar of demanding patrons shouting over one another? Are you able to remember drink orders when they are consistently being shouted at you? In all of this excitement are you also able to have a conversation with a patron, give correct change, and keep a smile on your face? You must be a master of multi-tasking!

    "I enjoy working in a fast-paced environment. It's a challenge, but that makes it more fun. I enjoy the energy and the adrenaline working behind the bar of a busy establishment."

    "If you're new to bartending, you might want to ask for a couple of slower shifts to learn and improve your skills.

    For example: "I am well prepared when it comes to making drinks correctly. Also, my experience in retail and customer service will help me a great deal when it comes to talking with customers and giving correct change. If possible, I would love to start with a couple of slower shifts and work my way into the busier nights. Would this be possible?"


    Are Robot Bartenders Really the Future?

    Given the fact that Amazon will soon be delivering packages to your doorstep with flying robots, getting drinks from bartending robots doesn't seem all that farfetched. At least that's the hope of those who participated in the bartending robot competition of the RobotGames earlier this month. From simple one or two drink-dispensing machines to more complicated creations like ThinBot, a four-foot-tall mechanical mixologist capable of making 16 different cocktails, it all sounds pretty Mos Eisley Cantina if you ask us. But we're nothing if not technologically open-minded around here, especially when it comes to streamlining our liquor consumption. So, in order to decide whether we should robo-fy our favorite saloons, here are a few of the pros and cons of replacing carbon-based bar jockeys with high-tech, cocktail dispensing machines:

    Pro:
    You won't have to wait 15 minutes for some surly human bartender to perform the Herculean task of popping the top of a Corona and setting down it in front of you.
    Estafa:
    Robots are (almost) never physically attractive, while human bartenders sometimes are.

    Pro:
    With a robot you won't ever have to hear the words "coriander jasmine blossom infused&hellip" uttered by an actual human being.
    Estafa:
    Forget digital networks, robotic bartenders are how Skynet takes over the world. You heard it here first.

    Pro:
    You won't succumb to drunken 2 a.m. desperation and hit on a robot.
    Estafa:
    You might succumb to drunken 2 a.m. desperation and hit on a robot.

    Pro:
    You'll save money since you won't feel compelled to tip a robotic bartender.
    Estafa:
    People who work on tips are often good at pretending to like you.

    Estafa:
    The Cocktail reboot won't be nearly as entertaining when Tom Cruise is played by an actual robot.

    Verdict:
    5 cons to 4 pros. guess we'll stick with human bartenders for now.


    Grieving My Mother as I Became a Mother

    I’d counted on my mom, an expert on child development, to help me learn to parent my son. The thought of managing without her was terrifying.

    This essay was originally published on January 7, 2020 in NYT Parenting.

    I used to say it casually: “I feel like I’ve been hit by a truck.” I said it when I was tired, worn out, maybe coming down with a cold.

    Then my mother was rear-ended by a semi truck and died. I don’t use that phrase anymore.

    When the wreck happened, I was almost 19 weeks pregnant. I had talked to my mother a few hours before, like I did almost every morning. I had called her as I drove the winding road from my home to my office and complained, once again, about how tired I felt. I told her I had been feeling queasy lately. I could hear the smile in her voice. She told me she was sorry I didn’t feel well, but she was happy there were signs her grandson was growing.

    She had said for months that she wanted my son to call her “Nana.” But she felt the need to reiterate it, once again, during that conversation. “I just feel like a Nana,” she said, as I pulled into the parking lot where I left my car each day. I hurriedly told her I had to go — that I was almost at my office — and she rushed out the words she always ended our calls with: “O.K., I love you, bye.” She hung up while I was saying “I love you, too.”

    I tried to call her again as I came back from lunch that day. A conversation with a new mom friend had left me wondering whether I needed a doula for the birthing process. I had never heard of a doula, and I wanted my mom’s thoughts on the idea. Her phone rang until it went to voice mail.

    When my father showed up at my office a few hours later with the news, I didn’t believe him. “But I talked to her just a few hours ago,” I said, confused. I didn’t fully believe that it could be true until I saw her body, days later, after it had been released by the coroner’s office. Until that point, I kept telling myself there was at least some small chance that they — the police, the hospital, the media — had made a mistake.

    But it wasn’t a mistake, as surreal as it was. I began to go through the required motions: shopping for a black dress that fit over my expanding belly to wear to the funeral picking out bright, cheerful flowers to drape over the coffin placing the “grandmother” necklace I had bought her for Christmas a few months before into her hand so that she could be buried with it.

    I walked away from the cemetery, knowing that I was beginning a journey of letting go of my mother while trying to becoming a mother myself.

    I felt as if all of the help and support I had counted on to be a good mother had been suddenly and unexpectedly ripped away. My mother was a baby expert, a retired director of a child development lab. She had been planning to come stay after I gave birth and to care for her grandchild once I went back to work. She had always promised me that, if and when I had kids, she would come over during the day and walk out the door as I walked in each night. “I’ll even have a casserole in the oven,” she had said, laughing. I had no experience with kids. How was I going to do this without her?

    In the months before my mother’s death, I had written a book about her life. About how she had grown up in extreme poverty in the Appalachian Mountains and become the first in her family to go to college. About how she had me while she was a young college student and worked hard to graduate with me by her side. About how the value she taught me to place on education led me far beyond the eastern Kentucky hills to the halls of Harvard, Yale and the London School of Economics. I concluded that everything I knew and had was because of her, and other strong Appalachian mountain women like her.

    My mother and I had always been close, but the writing process had brought us closer. We had talked for hours about her life, her memories and her unexpected life path. She traveled with me to the small mountain town she grew up in, and we spent days talking to our relatives. She was honored that her daughter wanted to write a book that told her story. A few months before she died, she read a draft and told me she felt like a “proud hill woman.” I finished the book the day before she passed.

    What I missed most after she died were the conversations, both about the book and about our lives. The hours we spent on the phone sorting out the details of her memories. The chats we had over meals about family folklore. Our repeated attempts to distill some meaning from her journey. “You can tell my life story however you want,” she told me. “I just hope someone takes something from it.”

    In the first months after she died, I found myself picking up my cellphone and instructing Siri to “call Mom” — before remembering that no one was going to answer on the other end. I would take the dog for a walk in the park, and instinctively begin to dial her. My book editor sent me a list of follow-up questions, and I immediately thought, “I’ll have to ask my mom about that.” Some days I felt as if the hole created by her absence would swallow me.

    To fill the void, I began to write letters to her, in an attempt to continue the conversation that had been abruptly cut off. I told her about my pregnancy, about how scared I was about becoming a mother without her by my side. I asked her questions about what her labor had been like and if she thought it was O.K. to get an epidural. I recounted the mundane details of my life, because I had never not shared those with her.

    “Last night was hard,” I wrote. “My friend is throwing me a baby shower and she asked me to make a registry. I didn’t know what type of baby carrier I wanted, or if a Pack ’n Play was something I needed for an infant. I wasn’t even sure what I was supposed to put (or not put) in his crib. I wanted to sit down with you and make the list together and have you explain to me why each thing was important. I can’t believe I’ll never have the chance to learn how to be a mom from you.”

    It’s hard to read those letters now. The early ones are full of grief, rage and uncertainty. Sometimes, the letters were nothing more than a stream-of-consciousness scream onto a blank page. I wrote them weekly, and I didn’t necessarily feel better afterward.

    Gradually, the tone and purpose of my letters began to shift. They became a way to tell my mother about her grandchild and to hope that, somehow, the message was getting through to her. I told her how I thought my chest would burst from pride the first time he rolled over and about how his tiny fingers rested against my chest when I fed him at night. I described his coy smile and complained about what a terrible sleeper he was. I wanted to document — for her and for myself — the ways he was growing. I was growing too.

    I was becoming a mother, learning how totally and completely overwhelming it was to be charged with the care of a tiny human. “When does parenting get easier?” I typed into Google one afternoon.


    ARTÍCULOS RELACIONADOS

    Eating the tropical fruit before filming would likely leave her under eyes sweaty or ruin her makeup.

    The Bardot singer was announced as Beauty And The Geek's host in September, but she has not yet been confirmed as the returning host for Love Island's 2021 season.

    'I have a strange reaction to pineapple whereby I sweat under my eyes when I eat': The former Bachelorette explained her appearance changes when she eats the tropical fruit

    'I don't have to think about what's for dinner or waste time grocery shopping': Sophie, who is a HelloFresh ambassador, praised the delivery service for making eating healthy easy

    Sophie is extremely excited to host the dating series, and has shared how she maintains her healthy diet while busy with her media commitments.

    'I don't have to think about what's for dinner or waste time grocery shopping, because HelloFresh delivers fresh ingredients and delicious recipes to my front door,' the actress explained.

    A fan of fast food, Sophie said she also favours the food service's 'Fresh & Fast recipes', which can be ready in as little as 15 minutes.

    A fan of fast food, Sophie said she also favours the food service's 'Fresh & Fast recipes', which can be ready in as little as 15 minutes.

    For the days where she has a bit more time and is feeling extra fancy, Sophie said she upgrades to ‘Gourmet recipes’ and can now cook up a Premium Fillet Steak that is of restaurant quality from the comfort of her home, without any extra effort.

    'On set I try to eat a salad so I don't feel heavy and so I fit into my dresses': Sophie joked that producers had to remove cheese platters from her on Bachelorette (pictured) dates

    The HelloFresh ambassador previously told Daily Mail Australia what she chooses to eats while on set.

    'On set I try to eat a salad so I don't feel heavy and so I fit into my dresses, then I go home and cook up a HelloFresh burger or two. It’s all about variety and balance for me!' ella dijo.

    Sophie joked that producers had to remove cheese platters from her on Bachelorette dates. She explained: 'It was because I wouldn’t talk, I was too busy shoving it down!'

    'I’m actually embarrassed at how much of a better cook he is': When asked who is the better cook at home, Sophie said it was her boyfriend Joshua Gross (right)

    When asked who is the better cook at home, Sophie said it was her boyfriend, Joshua Gross.

    'Josh - hands down! I’m actually embarrassed at how much of a better cook he is. I gotta say though, I am getting better with cooking,' she added.

    Sophie and Josh met aboard an international flight in 2018, and celebrated their second anniversary in July.


    Ver el vídeo: Belladrum 2010 mothers ruin (Junio 2022).


Comentarios:

  1. Sped

    Me gustaría decir un par de palabras.

  2. Bemot

    Lo siento, que interfiera, pero, en mi opinión, hay otra forma de decisión de una pregunta.

  3. Fenrim

    Es una pena que no hay nada con lo que pueda ayudarte. Espero que seas de ayuda aquí. No se desesperen.

  4. Malik

    ¿Tú, casualmente, no eres el experto?

  5. Kellan

    Estas equivocado. Escríbeme en PM, hablaremos.

  6. Linford

    Respuesta bastante divertida



Escribe un mensaje